Cara a cara con Ricardo Alberto Martinez, nuestro gerente de cuentas líder para América Latina

 In Perfil de empleado

La confianza y la personalización hacen que ricardo martínez sea el líder de ventas que es

A veces el trabajo que solicitas no es el que terminas haciendo. Para Ricardo Alberto Martínez de Globe Metal, nuestro Gerente de Cuentas para América Latina y España, todo salió bien. Al terminar sus estudios de logística en transporte, Ricardo vio un anuncio para un puesto ideal en Globe Metal. Después de una entrevista exitosa, comenzó a trabajar inmediatamente. “Aunque había solicitado un puesto de logística, mencioné que tenía experiencia en ventas. Eso fue muy interesante para el equipo aquí”, dijo Ricardo.

Después de obtener un puesto a prueba en el equipo de ventas, todo cambió para Ricardo a los cuatro días de su trabajo. Ricardo: “Después de mi cuarto día de entrenamiento, hicimos una llamada telefónica a un proveedor en México y mi jefe me dejó hacerlo. Estaba tan sorprendido de cómo me las arreglé con la llamada telefónica; dijo que era el final de mi entrenamiento. Solicité un puesto para logística y empecé como Gerente de Cuentas para América Latina y España”.

El principal mercado de Ricardo en América Latina es la industria minera, ya que Globe Metal compra toda la chatarra de las herramientas de perforación utilizadas en ese dominio. Para nuestro líder de ventas de habla hispana, “Eso significa brocas tricono, cortadoras, brocas de martillo… lo que sea, cualquier cosa que contenga carburo de tungsteno es algo que nos encanta manejar aquí en Globe Metal”.

México, Chile y más allá de América Latina

Aunque Ricardo ha tenido éxito en México, su principal mercado en Sudamérica es Chile, donde compra metal industrial reciclado a chatarreros y empresas de perforación. Hay muchas fuentes. Sin embargo, México es diferente, dice Martínez. “México está más desarrollado; tienen todo tipo de industrias: aeroespacial, metalmecánica, etc., por lo cual podemos comprar muchos materiales diferentes en México”.

Aunque Ricardo maneja nuestros negocios latinos, también está familiarizado con el mercado norteamericano. Las principales diferencias, desde su perspectiva, es una cuestión de personalización. En América Latina, dice Ricardo, “Nos gusta hacer negocios cara a cara para construir una relación comercial con el proveedor. A menudo nos hacemos amigos de nuestros socios. Esa es una gran diferencia”. Es por eso que Ricardo encuentra tan necesario viajar por su trabajo; visita a menudo Chile, México y Perú y ocasionalmente Guatemala. Va durante unos diez días cada dos meses a ferias y a visitar clientes, y a menudo se toma el tiempo para conocer a nuevos socios y empresas potenciales.

¿Por qué la pesada agenda de viajes? Para Ricardo, todo se trata de generar confianza. “Cuando comencé en el negocio de la industria minera, lo estudié mucho. A la gente le gusta hablar de sus metales. No se trata sólo de comprar y vender. No, es importante tener confianza y ser sincero para desarrollar confianza. La sinceridad es esencial”, dice Martínez.

“Cuando queremos el negocio en américa latina, lo hacemos.”

Eso no significa que los precios y el conocimiento no entren en juego. Globe Metal, según Martínez, tiene precios competitivos y se convierte en un socio esencial para quienes le compran. “Nuestros clientes saben que con nosotros, tienen un destino para cada necesidad”. ¿Cuál es la razón? “Porque somos muy agresivos. Cuando queremos el negocio en América Latina, lo hacemos. Probaremos todas las alternativas para hacer un trato beneficioso para nuestros socios. Por eso nuestro departamento de ventas es como una máquina. Trabajamos juntos y nos ayudamos mutuamente. Eso es lo que diré sobre Globe Metal. Es lo que nos hace diferentes y es cómo me gusta trabajar”.

Si usted está en México o en América Latina, no hay mejor punto de partida para reciclar su metal industrial que comunicarse con nuestro líder, Ricardo Alberto Martínez. Él está listo para ayudarle a reciclar su carburo de tungsteno, aleaciones de níquel, catalizadores agotados y más.